fbpx

En la vida de toda empresa llega un momento en el que surge la pregunta: ¿debería dar el paso de internacionalizarme? El proceso de abrirse a nuevos mercados es largo y complejo, pero puede convertirse en un método de crecimiento que incluso salve a algunas empresas de padecer declives en sus países de origen.

La apuesta por el comercio internacional se ha visto reforzada en los últimos años, a causa de las distintas crisis económicas. Sobre todo las pequeñas empresas y pymes han encontrado en el mercado exterior un salvavidas que les permite asegurar su continuidad.

Una herramienta fundamental para que las empresas tengan presencia en múltiples países y capten clientes es el posicionamiento web o SEO internacional.

¿Qué es el SEO internacional?

El SEO internacional se refiere a la optimización de un sitio web, de forma que sea relevante en términos de búsqueda para personas que se encuentran en diferentes países o hablan diferentes idiomas. A través de la orientación geográfica, las etiquetas hreflang y otras señales de localización, podemos orientar nuestro contenido a usuarios de cualquier parte del mundo.

Guía SEO internacional 2021

Llevar a cabo una estrategia de SEO internacional no difiere mucho de hacer un posicionamiento web tradicional. Lo más problemático pueden ser los aspectos técnicos, la arquitectura web o el tema de los dominios, especialmente si ya tenemos una web y queremos hacer las modificaciones sobre ella.

Una vez solucionadas estas cuestiones, se trata de aplicar la misma metodología de SEO tradicional adaptada al idioma y ubicación donde tenemos intención de posicionar.

Con esta guía de SEO internacional vamos a resumir los puntos principales que debemos tener en cuenta para que nuestro proyecto tenga éxito. ¡Vamos allá!

Análisis de mercado

El primer y principal punto es realizar un estudio acerca del público objetivo al que queremos dirigirnos. Es importante conocer sus características, intereses, necesidades… Para ello, puede ser útil realizar un perfil que represente a este público objetivo (buyer persona). Esto nos servirá para identificar las diferencias a nivel de búsquedas, ya que otro país significa otra cultura, otra forma de pensar y de buscar.

Igualmente podemos dar por hecho de que Google es el buscador principal del nuestro mercado objetivo, pero no podemos olvidarnos que existen otros como Baidu en China, Yahoo en Japón o Yandex en Rusia, que son más populares que Google en estas zonas.

Cada buscador tiene su propio algoritmo y factores de posicionamiento, por lo que es conveniente que las conozcamos para optimizar nuestro sitio web lo mejor posible.

Arquitectura web

La arquitectura web ayuda a los buscadores a determinar qué páginas debe mostrar en los diferentes países. Para desarrollar las distintas versiones de un sitio web tenemos tres opciones que pasamos a describir a continuación:

Dominios

Esta opción consiste en crear un sitio web independiente para cada país, haciendo uso de dominios de nivel superior de código de país local (ccTLD): ejemplo.es, ejemplo.fr, ejemplo.pt…

Dedicar un dominio separado usando un código de país ofrece la señal de país más poderosa para los motores de búsqueda para SEO internacional. También les dice a los visitantes del sitio web que su marca está dedicada a su presencia en ese país.

Por contra, mantener sitios web separados para diferentes países puede resultar costoso. Cuando se trata de SEO internacional, también tendrás que crear autoridad para cada sitio web por separado, empezando desde cero.

Es la opción ideal para empresas grandes o con muchos recursos.

Subdominios

Otra opción, no tan popular, es la configuración de subdominios del sitio web para cada país, de forma que la estructura sería algo así: es.ejemplo.com, fr.ejemplo.com, pt.ejemplo.com… Es decir, la orientación geográfica se encuentra en el subdominio en lugar del dominio superior.

La principal ventaja de este método es que se mantiene un dominio principal y la segmentación se realiza a través de los subdominios independientes. Además, estos subdominio se aprovechan en parte de la autoridad que les transfiere el dominio principal.

Como inconvenientes encontramos el coste de alojamiento y mantenimiento de cada subdominio y que, como hemos mencionado antes, el traspaso de autoridad entre dominio y subdominios no es tan efectivo como en la creación de subdirectorios.

Subdirectorios

En este caso, contamos con un solo dominio en que se crean subcarpetas para cada país de destino, etiquetando con el código ISO de dos letras de ese país. Por ejemplo: ejemplo.com/es/, ejemplo.com/fr/, ejemplo.com/it/…

La gran ventaja es que se recoge la fuerza del sitio web principal y al centrarnos en un solo dominio, podemos captar mucha más autoridad. Además agregar subdirectorios es más sencillo y rentable que otras alternativas.

En cambio, si no se implementa correctamente, podemos elevar demasiado el tiempo de carga de la web, tener dificultades para su gestión y consumir una mayor cantidad de recursos.

estrategia-posicionamiento-web-link-rank-content-keyword-html-blog

Cómo usar etiquetas Hreflang

Las etiquetas Hreflang son pequeños fragmentos de código que se utilizan en sitios web con contenido en varios idiomas. Ayudan a los motores de búsqueda a hacer coincidir el idioma correcto con el buscador.

El atributo hreflang es útil cuando tenemos contenido traducido en subdirectorios o subdominios. Si bien los motores de búsqueda generalmente pueden detectar el idioma en una página sin etiquetas hreflang, las etiquetas ayudan a evitar que las diferentes versiones de la página compitan entre sí en los resultados de búsqueda. 

Ejemplo de etiquetas Hreflang

Por lo general, la forma más fácil de implementar el atributo hreflang es incluyéndolo en la sección <head> de sus páginas HTML.

Esta etiqueta no solo sirve para diferenciar entre distintos idiomas, sino que nos ayuda a segmentar entre distintas zonas geográficas para un mismo idioma.

Por ejemplo, supongamos que una página de inicio en español también está disponible en inglés británico y francés, y desea que la alternativa predeterminada sea la página de inicio en español. El bloque hreflang para la versión en español tendría el siguiente formato, haciendo las adaptaciones necesarias para el resto:

<link rel="canonical" href="https://www.ejemplo.com/es/" />
<link rel="alternate" hreflang="es" href="https://www.ejemplo.com/es/" />
<link rel="alternate" hreflang="en-gb" href="https://www.ejemplo.com/uk/" />
<link rel="alternate" hreflang="fr" href="https://www.ejemplo.com/fr/" />
<link rel="alternate" hreflang="x-default" href="https://www.ejemplo.com/es/" />

Como ves, hay que incluir las etiquetas que reenvíen a las distintas versiones y también a sí misma.

El valor x-default es opcional, pero es recomendable usarlo para mostrar una versión concreta a los usuarios de idiomas no indicados. La etiqueta “x-default” se usa cuando la configuración del navegador de los usuarios no coincide con ningún idioma ni región indicados en las etiquetas hreflang.

Ahora pongamos el caso de que tenemos un mismo contenido pero segmentado para hablantes de inglés en Canadá (en-ca) y hablantes de inglés en Australia (en-au), más la versión general en inglés (en). Entonces el etiquetado para la página de inglés general sería:

<link rel="canonical" href="https://www.ejemplo.com/en/" />
<link rel="alternate" hreflang="en-en" href="https://www.ejemplo.com/en/" />
<link rel="alternate" hreflang="en-ca" href="https://www.ejemplo.com/ca/" />
<link rel="alternate" hreflang="en-au" href="https://www.ejemplo.com/au/" />
<link rel="alternate" hreflang="x-default" href="https://www.ejemplo.com/en/" />

De nuevo, para las versiones de inglés en Canadá e inglés en Australia haremos las modificaciones pertinentes en cada caso.

Geolocalización de contenidos

Por lo general, los buscadores priorizan los contenidos locales en sus resultados. En cualquier guía de SEO internacional, no pueden faltar las señales de geolocalización a los buscadores, para lo que existen distintas opciones o técnicas:

  • Red de Distribución de Contenido (CDN): se trata de una red distribuida globalmente de servidores web o puntos de presencia (PoP) cuyo propósito es proporcionar una entrega de contenido más rápida.  El contenido se replica y se almacena en toda la CDN para que el usuario pueda acceder a los datos almacenados en una ubicación geográficamente más cercana al usuario.
  • Geolocalización física del hosting: muchos proveedores permiten elegir dónde quieres ubicar cada plan de alojamiento para tu sitio web porque tienen repartidos los datacenter en varios países.
  • Configurar orientación geográfica en Google Search Console: esta herramienta de Google nos permite crear un perfil diferenciado en Webmaster Tools para cada ccLTD, subdirectorio o subdominio sobre el que queramos aplicar la segmentación. Si estamos segmentando por idioma y un idioma se dirige a varios países, es mejor no especificar geotargeting.
  • Indicadores locales: añadir información de contacto local como teléfono, dirección, mapa embebido, citaciones locales o precios en moneda local.

Estrategia de contenidos para posicionamiento web internacional

Lo más común, sencillo y económico cuando queremos una web multiiidioma es recurrir a la traducción automática. Sin embargo, es la opción menos recomendable, ya que la calidad de los contenidos disminuye. Tener una buena traducción realizada por un profesional es un valor diferencial, ya que aporta naturalidad y expresiones propias de cada país, adaptando el mensaje de nuestra oferta a las características de la audiencia local.

Además, tendremos que realizar un keyword research propio de cada país, para crear los contenidos con mayor potencial de generación de tráfico y optimizar las etiquetas SEO (titles, meta description, H1, anchor text, alt…).

Creación de enlaces

La obtención de enlaces para una estrategia de SEO internacional no cambia demasiado respecto al SEO tradicional. Lo único que debemos tener en cuenta es que tendremos que buscar los enlaces en webs del país que quieras posicionar. Los más interesantes son aquellos que vengan de sitios con autoridad, del mismo idioma y región geográfica.

Como habrás visto, la guía de SEO internacional abarca muchos detalles a tener en cuenta, además de realizar una labor de investigación exhaustiva para el desarrollo de una correcta estrategia.

Debes hacerlo partiendo de una estrategia de posicionamiento general que te permita, con el presupuesto (los recursos y la inversión) que tienes, maximizar el rendimiento en cada uno de los puntos siempre mirando en el globalidad y el largo plazo.

Por ello, si estás pensando en iniciar un proyecto de SEO internacional es recomendable acudir a un profesional del posicionamiento web que te ayude en este proceso de llevar a tu negocio por el mundo.