fbpx

Cuando pensamos en un negocio, lo primero que se nos viene a la cabeza es su imagen de marca: su logotipo, los valores que nos transmite, los productos que ofrece… Con el paso del tiempo, estos elementos de la empresa van cambiando, ya sea por decisiones estratégicas de la empresa o por la forma en que la perciben los consumidores. Cuando esto sucede, es el momento de plantear un lavado de cara completo que actualice la personalidad de la marca y la alinee con las nuevas tendencias del mercado.

¿Qué es el restyling de logotipo?

El restyling consiste en una actualización de los elementos visuales de la empresa, eliminando todo aquello que no encaje con nuestra imagen de marca actual y adaptándolo a las nuevas necesidades, manteniendo su esencia para que siga siendo reconocible por el público.

Este restyling de logo puede ir desde pequeños cambios puntuales hasta una profunda renovación, dándole un nuevo aire más moderno y actual, pero conservando ese carisma que lo identifica.

¿Por qué deberías actualizar el logo de tu empresa?

Las nuevas necesidades, formatos y soportes a los que se enfrenta una marca determinan muchas veces la decisión de actualizar el logo e identidad visual. Hay que tener en cuenta que este tipo de tareas deben hacerse en el momento adecuado, de la forma adecuada y tomando todas las precauciones necesarias. Es importante de rodearse de especialistas con experiencia en este tipo de cambios de imagen para asegurar una transición exitosa.

Algunas de los motivos más comunes para realizar un restyling de logo son:

  • Estratégicos: estos cambios suelen venir motivados por una estrategia de reposicionamiento de la marca con la apertura de nuevas líneas de negocio, lanzamiento de nuevos productos o ampliación a nuevos mercados, por ejemplo.
  • Estéticos: puede suceder que con el paso del tiempo el logotipo quede desactualizado respecto a las tendencias en diseño del momento. Por eso, es importante contar con un logotipo de calidad que sea duradero y no se vea demasiado influenciado por las modas, ya que se corre el riesgo de tener que actualizarlo continuamente.
  • Técnicos: la aparición de nuevos formatos y soportes como las redes sociales y los dispositivos móviles han motivado el actualizar logotipos con diseños más simples y planos, más minimalistas. De esta forma conseguimos logotipos claros y fáciles de aplicar y visibilizar en cualquier entorno.
  • Competitivas: puede suceder que nuestros competidores hayan iniciado un proceso de renovación de su identidad visual. Puede ser el momento de preguntarse si nuestra empresa lo necesita, de forma que evite quedarse atrás con una imagen obsoleta frente a la competencia.

¿Cómo hacer un rediseño de tu marca?

A la hora de enfrentarse a un proceso de rediseño de marca debemos tener en cuenta los distintos elementos que la configuran y el nuevo tratamiento que se les dará a cada uno de ellos. Para facilitar esta comunicación y difusión del rediseño de marca es muy conveniente contar con un manual de identidad corporativa, que permita a todos los miembros de la organización estar al tanto de los cambios y saber cómo aplicar la nueva imagen de la empresa.

A la hora de hacer un restyling de marca, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Logotipo: el restyling del logo debe hacerse conforme a las nuevas tendencias en diseño gráfico, la filosofía y el target de la empresa. No es lo mismo dirigirse a un público joven y dinámico que a otro más serio y adulto. Una vez hecho este lavado de cara al logotipo se incluirá en el manual de identidad corporativa, junto con sus instrucciones de uso y distintas versiones.
  • Tipografía: uno de los errores más comunes en pequeños y medianos negocios es no cuidar la tipografía de sus comunicaciones, usando cada vez una distinta. Es importante contar con una tipografía concreta, que permita ser reconocible por parte de los consumidores. Esta debe ser clara y legible y contar con distintas variantes. También es recomendable elegir un par de alternativas complementarias que se pueden ir combinando en los diferente diseños.
  • Colores: al igual que la tipografía, es importante contar con una paleta de colores definida para nuestro restyling, eligiendo colores primarios y secundarios para la comunicaciones, packaging, web… Es importante tener en cuenta la psicología del color para transmitir los valores adecuados a nuestra filosofía.
  • Imágenes: tener constancia en el uso de imágenes también es importante para que nuestros consumidores se hagan una idea de nuestra filosofía y valores.
  • Mensajes: la forma en que nuestra marca se comunica con el exterior también debe ser tenida en cuenta, utilizando un lenguaje más o menos formal en función de nuestro público objetivo o el entorno en el que nos encontremos (mail, redes sociales, notas de prensa…)

Una vez completada la nueva línea gráfica de la marca es el momento de ponerla en marcha en todos los ámbitos necesarios. No olvides sustituir los logos antiguos o el material gráfico obsoleto por el nuevo, ya que puede perjudicar nuestra imagen la convivencia de ambos diseños. Por tanto, agota todo el material antiguo antes de difundir el nuevo.

Conclusión

En definitiva, prestar atención a tu marca es imprescindible para que tu público no pierda la confianza depositada en tu empresa debido a que tu imagen no transmita lo que realmente debe o haya quedado anticuada. Recuerda que es tu carta de presentación hacia el público.

Por ello, contar con un grupo de profesionales que te ayuden a tener la imagen de marca que tu empresa o producto merecen es una decisión fundamental para que tu empresa tenga visibilidad y notoriedad. En ECOPE Informática sabemos cómo devolverle vida a tu identidad visual corporativa. Somos especialistas en diseño y restyling de logotipo y contamos con gran experiencia en el sector. En nuestro portfolio puedes consultar todos nuestros trabajos de diseño gráfico y branding. Contáctanos y estudiaremos tu caso de forma detenida y adaptada a tus necesidades.